viernes, 28 de abril de 2017

La noche de un mal día

Una noche, en un casino de Lake Tahoe, Nevada, Sammy Davis Jr. era el encargado de amenizar el espectáculo que acompañaba a una cena.
A la altura de la tercera canción que interpretaba, Davis se interrumpió y dijo:
-      Amigos algunas noches uno está inspirado y otras no. Hoy me tocó un mal día. Siento mucho dejarlos plantados y, como lo menos que pueda hacer es eso, los invito a cenar. Buenas noches.
La cena para las 850 personas que estaban presentes en el casino le costó a Sammy Davis Jr. 17.000 dólares.


¡Feliz viernes y feliz fin de semana!

jueves, 27 de abril de 2017

Alquimia interior

El miedo y el dolor inhiben la acción; la ira la genera.

Cuando aprendas a hacer uso apropiado de tu ira, puedes cambiar el miedo y el dolor a la ira, luego convertir la ira en acción. Ése es el secreto de la alquimia interior.

En batallas épicas vemos como esta alquimia funciona, vemos como el personaje principal toma la muerte de un compañero o un amigo como bandera para generar la acción a realizar, que en el caso de una pelea, es ir en contra del enemigo.
Hay muchas personas que le tememos a la ira, pues desbordada puede dañar a las personas, e incluso nos podemos lastimar nosotros mismos. Es por esto que al ser conscientes de nuestras emociones es que podemos usar esta alquimia interior.


¡Feliz jueves!

viernes, 21 de abril de 2017

Medio judio

En cierta ocasión, el actor y humorista Groucho Marx trató de ingresar a un club de natación.
Antes de llenar la solicitud, el director del club se deshizo en elogios hacia él, y dijo sentirse honrado con su presencia.
Pero cuando el director advirtió que Groucho puso en la solicitud que era judío, se deshizo en disculpas, alegando que era norma del club no aceptar en él a personas de esa religión.
Groucho no se enojó, sino que respondió de inmediato:

-      Como mis hijos sólo son solo medio judíos, ¿podrían ellos nadar en la piscina con el agua hasta la cintura?

jueves, 20 de abril de 2017

El silencio: el arte del guerrero

El silencio es el arte del guerrero y la meditación es su espada. Con ella, podremos cortas nuestras ilusiones. Pero debemos entender esto: la utilidad de la espada depende del espadachín. Si usted no sabe usar el arma correctamente, puede convertirse en una herramienta peligrosa, engañosa o inútil.

La meditación puede ayudarle inicialmente a relajarse. Usted puede poner su "espada" en la exhibición, mostrarla orgulloso a sus amigos. El brillo de esta espada distrae a muchos meditadores hasta que lo abandonan para buscar otras técnicas esotéricas. En contraste, el guerrero usa la espada de la meditación con habilidad y comprensión. Con él, corta la mente a tiras, separando los pensamientos para revelar su falta de sustancia.

Tal vez usted recuerde la historia de Alejandro Magno, marchando con sus ejércitos por el desierto y viniendo sobre dos cuerdas gruesas atadas en el nudo gordiano masivo y tortuoso. Nadie había sido capaz de desatarlo. Sin vacilar un momento, Alejandro sacó su espada y, con un golpe poderoso, cortó el nudo en dos. Esta es la forma de meditación del guerrero. Y así es como debes aprender a atacar los nudos de tu mente. Hasta que un día trasciendas tu necesidad de cualquier arma.


¡Feliz jueves!

viernes, 14 de abril de 2017

Lo cortés no quita lo presidente

Un día, siendo presidente de los Estados Unidos, Thomas Jefferson paseaba en compañía de un comerciante, cuando un esclavo se cruzó en su camino y lo saludó con gran cortesía.
Jefferson contestó el saludo con mucha deferencia, lo cual llamó la atención del comerciante quien, extrañado, le preguntó:
-      ¿Por qué se ocupa usted de saludar a un esclavo?
-      Porque sentiría mucho –contestó Jefferson-, que un esclavo superara a un presidente en urbanidad y cortesía.


¡Feliz viernes y feliz fin de semana!

jueves, 13 de abril de 2017

Cárcel mental

Todo el día nos enfrentamos a culpas, ansiedades, antojos, en general, a mucho ruido mental. Todo ese ruido transcurre durante el día de manera que no nos damos cuenta si quiera que todo eso esté pasando por nuestra mente. Por lo tanto, nuestra mente nos mantiene presos en sus redes a cada momento. La única manera de salirnos de esa cárcel es perdiendo nuestra mente. Perdiendo nuestra mente, nos comenzamos a acercar a nuestros sentidos. Y así, comenzamos a experimentar el presente.

Para lograr “aflojar” las puertas de esa cárcel debemos prestar más atención a nuestro alrededor, a las imágenes, a los sonidos, a las sensaciones, a sus sabores, a todo lo que nuestro entorno nos provee.
Y para lograr experimentar todo esto, solamente hay que hacer es dejar de ver el mundo desde el punto de vista de nuestros propios antojos personales.

Y usted se preguntará si esto es simple. La respuesta es un contundente no, pero si se logra es un ejercicio bastante revelador. El reto es: mirar al mundo sin nuestros prejuicios ni opiniones. De lo contrario, seguiremos encerrados en nuestra propia cárcel.


¡Feliz jueves de semana santa!

viernes, 7 de abril de 2017

La segunda oportunidad

Cuando tenía cinco años, el destacado beisbolista Mike Schmidt, considerado la tercera base más completo que ha tenido el béisbol, trepó a un árbol y desde una de las ramas agarró un cable de cuatro mil voltios.
El choque eléctrico paralizó el corazón de Schmidt quien quedó inconsciente y cayó al suelo.
Para su fortuna, el impacto de la caída reavivó su corazón, lo cual le salvó la vida.
“He examinado mi pasado –dijo una vez Mike Schmidt-, y me pregunto por qué ese niño tonto no murió en aquella ocasión. Probablemente por esta razón siempre he trabajado duro, pues no quiero pensar que desperdicié esa oportunidad”.

¡Feliz viernes y feliz fin de semana!